¿Por qué estudiar Psicología Organizacional?

Publicado el febrero 10, 2021

Cuando se escucha la palabra psicología, a muchos lo primero que se le viene a la mente es un psicólogo escuchando a una persona en un consultorio y lo relacionan con temas mentales. Sin embargo, va más allá, ya que cada ser humano es un mundo distinto. Entonces, la psicología estudia el comportamiento del ser humano en diferentes contextos.

Es por ello por lo que existen diferentes ramas de la psicología: clínica, educativa, social, del deporte, etc. 

Hablaremos de la psicología de las organizaciones, psicología organizacional o también llamado psicología empresarial. Esta es fundamental para el desarrollo de las organizaciones, por eso, las grandes empresas cuentan con psicólogos. Quienes se encargan del clima laboral, bienestar y desarrollo de sus colaboradores para lograr mayor productividad. 

Si un colaborador es feliz en su lugar de trabajo, será más productivo y ello va a generar beneficios y resultados positivos en los objetivos de la organización. 

Un psicólogo/a organizacional se puede encargar de:  

  • Elaborar los perfiles que requiere la empresa. 
  • Atraer, evaluar y seleccionar al personal adecuado. 
  • Evaluar el desempeño de los colaboradores y de la organización. 
  • Elaborar programas que desarrollen y formen. 
  • Desarrollar actividades que generen bienestar en el colaborador.
  • Clima y cultura de la organización.

Y, algunas de las competencias que considerar podrían ser: 

  • Saber escuchar 
  • Ser empáticos
  • Flexibles ante el cambio 
  • Analíticos 

En mi experiencia, como Psicóloga Organizacional, me gusta mucho escuchar, entender a las personas y ayudarlas en lo que pueda, pero desde un inicio descarté la psicología clínica. Y cuando realicé mis primeras prácticas laborales en una empresa retail, en el departamento de Recursos Humanos, descubrí que era lo que quería para mi futuro profesional. 

Hoy en día, considero que esta carrera abre distintas posibilidades. No es “ley” que tengas que trabar en el departamento de RRHH. La mayoría sí que lo hace, pero está también la posibilidad de trabajar en consultoras o por qué no, tener tu propia consultora e incluso desempeñarse en diferentes departamentos tales como comercial, comunicaciones, innovación, entre otros aquellos que se relacionen con las personas. 

Contacta y sígueme en redes sociales